nueva camiseta del madrid

En la actual temporada ya ha logrado participar en 30 partidos con el conjunto ché, aportando tres goles y dando una asistencia. Tres Copas de Europa, una Copa del Rey, una Liga, tres Supercopas de Europa, dos Mundiales de Clubes y una Supercopa de España han cumplido todos los sueños del galés en este tiempo. Pregúntense si ustedes mismos han visto los descuentos en la tele, han corrido al centro comercial abarrotado para comprar el último televisor de oferta y luego ya en casa, conectado, les han repugnado las imágenes de aglomeraciones de gente inconsciente que veían en él. De los 22 partidos jugados esta temporada, han ganado todos excepto uno en el que empataron y otro que perdieron. El galés se perdió 15 partidos de Liga (casi todos ellos por problemas en el sóleo) y cinco de Champions, pero tiró del carro del equipo en el tramo final de la temporada.

Por este motivo, no es raro que casi todos los años haya voces contrarias a los diseños que la firma Nike presenta a orillas del Manzanares. El segundo y más laureado de todos es Juanito Alonso, que llegó justo con la marcha de Calleja y que vistió la camiseta del Madrid entre 1947 y 1961. El de Fuenterrabia es el portero de las cinco Copas de Europa y casi 300 partidos con la camiseta blanca. El Real Madrid ha presentado las nuevas camisetas, de local y visitante para la temporada 2020/21. Adidas ha introducido en la camiseta blanca un gráfico tonal en la parte delantera de la camiseta local, real madrid shop mientras que la camiseta visitante cuenta con una combinación de colores rosas y azules.

La misma Adidas reventó la banca en Inglaterra al pagar 96 millones por curso al Manchester United y Nike ha prometido al Barcelona un mínimo de 80 a partir de 2018. Números siempre difusos; unas veces exagerados por los clubes y otras, camiseta real madrid 2019 ocultos por estrictas cláusulas de confidencialidad. El año en blanco terminó costándole el puesto a Carlo Ancelotti, un técnico que siempre le defendió a capa y espada aunque tuvo sus más y sus menos con sus representantes, que le sugirieron dónde tenía que colocar a su jugador, tal y como reconoció tras su salida al ahora técnico del Bayern.

Tras el prometedor debut ante el Villarreal, tuvo que parar por diversos problemas físicos y la ausencia de una pretemporada, ya que su fichaje por el conjunto blanco el último día del cierre de mercado hizo que no se entrenara con el blanco. Acumuló el Madrid ocasiones de sobra para marcar (Kroos, varias), pero sigue, y eso sí es un mal ya crónico, con muchos problemas ante la portería. Un mal inicio que enseguida empezó a mejorar con buenas actuaciones, como la que firmó ante el Sevilla el 30 de octubre, en la que fue su primera gran noche en el Bernabéu. Y Bale cumplió con nota en el arranque, pero los malos resultados del equipo provocaron la destitución del que parecía su gran valedor. Bale fue de menos a más en su primera temporada con el Real Madrid. Kroos, catalogado por el exinternacional alemán Oliver Kahn tras el partido de ida de las semifinales de Champions como el «corazón del Real Madrid», ya vestía sus colores cuando era niño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *